La semana pasada tuvimos el placer de contar con unas invitadas muy especiales en el centro: nuestras amigas las bacterias. Los alumnos de 1º a 4º de E.S.O. tuvieron la oportunidad de participar en esta actividad educativa que se preparó con la ayuda de D. Manuel, señorita Mercedes y señorita Laura. Una vez que en 4º de E.S.O. se habló de las características más interesantes de estos seres, fueron los propios alumnos los que se animaron a explicárselo a otros cursos.

Una de las cosas que más llamó la atención es que la mala fama de las bacterias es inmerecida. No todas son dañinas para los seres humanos ya que, por ejemplo, nosotros albergamos algunas en nuestro interior que son necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo.
Otra cuestión que captó su interés fue la capacidad de introducir ciertos marcadores en su ADN. En este caso, dichos marcadores proporcionaban a las bacterias colores característicos de forma que adquirían colores turquesa, marrón o verde metálico y permitían diferenciarlas de aquellas que no los tenían.