En una ciudad como Jerez de la Frontera, de gran importancia histórica y patrimonial, creemos necesario contribuir a narrar la historia de su educación, contado desde un punto de vista novedoso. Por eso y porque formamos parte de uno de los centros educativos más emblemáticos de la ciudad proponemos la creación de un museo que albergue aquellos elementos que han formado parte de la formación de las generaciones anteriores y que constituyen un bien patrimonial poco apreciado hasta ahora.

Nuestro proyecto consiste en rescatar, dotar de significación y reubicar material escolar antiguo perteneciente a nuestro colegio o a su entorno y convertir su conjunto en un instrumento de aprendizaje. El material escolar usado hasta hace pocas décadas ha quedado obsoleto, debido a los nuevos planes de estudios y las nuevas tecnologías. Nosotros pensamos que tiene un valor testimonial y puede ser capaz de reconstruir la intrahistoria de los que nos precedieron.

Queremos crear una herramienta que sea un puente entre el pasado y el presente y sirva a nuestro alumnado para entender, de una forma plástica, el pasado inmediato y desarrollar su capacidad crítica y sus emociones.