La Guerra de la Independencia española marco el inicio de la Edad Contemporánea en nuestro país.
La perdida de poder a favor de Napoleón, hizo surgir en la sociedad española la necesidad de tomar el poder político para devolverle la soberanía a su titular legítimo Fernando VII. Este proceso fue asumido por Las Juntas que estuvieron representadas por personas de gran reconocimiento social.

Ante el avance de las tropas francesas la Junta Central Suprema se vio en la necesidad de desplazarse hacia el sur.
A finales de 1808 la Junta se instaló en Sevilla, constituyendo 1809 un año crucial para el futuro del país ya que en él se gestaron las claves de las posteriores discusiones de las Cortes.
Las Cortes se reunieron en la Isla de León el 24 de septiembre de 1810 y en febrero de 1811 se trasladaron a Cádiz, siendo recibidas en la ciudad con una magnífica acogida, hecho del que se hizo eco la prensa del momento.
De esta manera se iniciaba en España e Iberoamérica el camino hacia la libertad, aquel que llevaría a la creación de la Constitución de Cádiz de 1812 y que con la libertad de imprenta, la abolición de la Inquisición y el reconocimiento de los derechos de ciudadanía abría las puertas de la modernidad.
Cádiz no fue elegida al azar. Era en estos momentos una de las ciudades más modernas de Europa, abierta y cosmopolita.

La exposición compuesta de doce paneles explicativos se muestra en el patio árabe de nuestro colegio desde el día 19 de marzo, día en que se cumplen doscientos años de la proclamación de la Constitución de 1812, hasta el próximo día 30.

El año que viene está prevista la exposición titulada “Los vientos que cambiaron la Historia” para culminar las celebraciones del bicentenario. La exposición depende de la Asociación de profesores de Geografía e Historia de Bachillerato de Andalucía “Hespérides” y ha sido realizada por Don Francisco Marín Romero, profesor de este Centro entre otros.