Ya hace un par de años, en 2º ESO, Manuel empezó a mostrar curiosidad por conocer algún sistema de becas que le pudiera permitir estudiar en el extranjero. Indagando en la red conoció por primera vez la Fundación Amancio Ortega que cuenta con un programa de becas dirigido a alumnos de 4º ESO, teniendo por objetivo facilitar el aprendizaje del inglés y la inmersión en la cultura extranjera a jóvenes españoles durante un año académico.
Este curso, ya en 4º ESO, era el momento de optar al Programa. Se convocaban 500 becas para estudiar Primero de Bachillerato en un High School en Canadá o Estados Unidos el próximo curso escolar.

Seleccionado en la primera fase por sus resultados académicos obtenidos en 3º ESO, a principios del mes de diciembre lo convocaban en Sevilla a una prueba escrita en inglés, según él mismo dice, no del mismo tipo de pruebas a las que ellos están acostumbrados (Manuel posee el B1 en los exámenes de Cambridge, estando a la espera de presentarse este año al B2) por lo que su apreciación sobre los resultados que podía obtener eran un tanto imprevistos. En esta fase, antes de realizar la prueba, debía optar por el destino de la beca: Canadá o EEUU, algo que ya él llevaba claro. Se había estado informando sobre los sistemas educativos y el estilo de vida de ambos países: Canadá tenía menor ratio por grupos y mayor índice de desarrollo humano, siendo éste similar al de los países nórdicos.

De los cerca de 9000 candidatos que se presentaron a esta prueba fueron seleccionados 1500, que tenían ahora que afrontar una prueba oral por Skype el día y hora que le habían asignado. En ella tenían que presentar, en lengua inglesa, a una psicóloga y un profesor de inglés, que hacían de entrevistadores, una temática libre. Manuel les habló de sus aficiones dándose así a conocer.

Y así, el 27 de enero conocía que era uno de los 250 becados para estudiar el próximo curso en Canadá.

Los alumnos seleccionados convivirán con una familia de acogida y cursarán Grado 11 (nivel equivalente a 1º de Bachillerato). La beca cubre el 100% del coste del curso escolar: viaje, tasa de escolarización, convalidación de estudios, los trámites de reincorporación aquí a 2º Bachillerato, alojamiento y manutención en una familia de acogida, seguro médico y de accidentes, y el apoyo continuado durante los diez meses de estancia,

Aunque está aún pendiente de recibir toda la información concreta, en mente ahora tiene la reunión informativa que se llevará a cabo en Madrid, donde les ofrecerán más detalles de esta aventura.
Reiteramos nuestra felicitación a Manuel, muy merecedor de esta beca y que sabrá aprovechar la experiencia de vida que esto le va a ofrecer. ¡Enhorabuena!